vergonzosa derrota de 2-5

Al grito de su hinchada que se “queden todos”, Nacional goleó a Cerrito 5 a 2 y culminó el Torneo a lo campeón. El equipo de Eduardo Acevedo consiguió 13 victorias y dos derrotas en los 15 partidos jugados. Ganó los encuentros más complicados con mucha claridad ante Peñarol, Danubio y Defensor y se consagró campeón con una fecha de anticipación, a pesar de los tres puntos menos que se le habían restado en este campeonato por la sanción del torneo pasado.



Cancha: Estadio Centenario.

Juez: Gustavo Siegler

Líneas. Robert Muniz e Igor Moreira.

Cerrito: Oscar Castro, Adrián Duce, Ruben Planchón, Mauricio Bruzzone, Fernando López, Luis Facio, Gabriel Alcoba, Luciano Cabrera, Diego Cardozo, Héctor Foletti y Maureen Franco. Director técnico: Julio César Balerio.

Nacional: Leonardo Burián, Christian Núñez, Alejandro Lembo, Sebastián Coates, Gastón Filgueira, Álvaro González, Oscar Morales, Angel Morales, Nicolás Lodeiro, Gustavo Varela y Mario Regueiro.
Director técnico: Eduardo Acevedo.

Goles: 4' Maureen Franco (C), 5' Angel Morales (N), 12' y 32' Nicolás Lodeiro (N) el primero de penal, 54' Gustavo Varela (N), 83' Sergio Blanco (N), 90' Maureen Franco (C).

Expulsado: 56' Gastón Filgueira (N).

Tarjetas amarillas: 16' Mario Regueiro (N), 12' Gabriel Alcoba (C), 35' Angel Morales (N), 37' Gastón Filgueira (N), 51' Alejandro Lembo (N), 55' Ruben Planchón (C), 64' Mauricio Bruzzone (C), 74' Luciano Cabrera (C).

Cambios

46' Silvio Dorrego x Gabriel Alcoba (C)
46' Facundo Escalante x Fernando López (C)
55' Mauricio Pereyra x Ángel Morales (N)
67' Martín Paradiso x Luis Facio (C)
80' Sergio Blanco x Nicolás Lodeiro (N)
80' Sebastián Balsas x Gustavo Varela (N)

Nacional ganó por 5 a 2 a Cerrito, pero si el partido hubiera terminado con más goles a favor de los tricolores nadie se sorprendería. Por cómo se dio el encuentro, que fue abierto para ambos los dirigidos por Eduardo Acevedo sacaron ventaja por sus individualidades ante su rival. El gran error de los auriverdes fue jugarle a Nacional de igual a igual, porque a la larga no pudo aguantar el ritmo y terminó padeciendo los 90 minutos.

Sin embargo, es verdad que el conjunto de Balerio comenzó ganando el partido y tuvo al menos cinco oportunidades de ampliar el marcador en la primera etapa, pero no supo aprovecharlo. Aunque, también es verdad que Nacional creó varias chances de gol y las pudo concretar. Ahí pasa un poco la clave de la victoria tricolor; en la contundencia de sus jugadores.

El primer tiempo del partido fue muy movido y activo. Ya en los primeros cinco minutos el encuentro estaba empatado a 1. El goleador del Torneo Apertura, Maureen Franco abrió el marcador para Cerrito, después de recibir un pase profundo de su compañero Cardozo y este se sacó de encima a Burián y terminó empujando el balón hacia la red. Sin embargo, Nacional empataría rápido con gol del argentino Matute Morales y luego pasaría en el marcador a los 13’ cuando Lodeiro marcó el penal sancionado por Gustavo Siegler.

De ahí en adelante fue un monologo del conjunto de Acevedo. Cerrito empezó a jugar muy en línea en su defensa y eso provocaba riesgos que en algún momento quedaran mal parados sus defensas y los delanteros tricolores entraran solos de cara al arco. Al principio, había dado resultado el adelantamiento porque en más de una oportunidad el delantero Mario Regueiro quedó en offside, pero esta manera de jugar requiere mucha concentración en sus jugadores y a veces no se tiene esa concentración un ciento por ciento. Fue así, que tras una habilitación de Lodeiro a Varela por derecha, el delantero entró al área solo y cuando fue a levantar el centro, enganchó para que pasara de largo el defensa auriverde y así ponérsela en la cabeza a Lodeiro que con una palomita la clavó en el otro palo de Oscar Castro.

En el complemento, el equipo tricolor salió a jugar más tranquilo y Cerrito seguía jugando al límite en su defensa. Por lo tanto, no se hizo esperar que llegaran más goles para el conjunto albo. A los 84’ Varela puso el cuarto tras habilitación de su compañero Regueiro y a los 90 el Chapita Blanco-quien ingreso por …- la lotería de Nacional. Ya cuando no le quedaba nada al partido el goleador Franco descontó y cerró el marcador. De esta manera, Nacional le pone fin al campeonato conquistando el Torneo Apertura en la fecha anterior. El equipo tricolor lo ganó de punta a punta con 33 puntos en su haber, y de 15 jugados, ganó 13 y perdió dos. Fue el equipo más goleador con 36 goles y el menos vencido con 11. Números redondos para los tricolores que habían empezado con tres puntos menos el campeonato por una sanción en el campeonato anterior. Tan merecido es la obtención del torneo que su hinchada la cantaba a sus jugadores que “se queden todos y no se vaya ni uno solo”.